España 2015

Existen momentos singulares que cambian el trascurso de la historia en un abrir y cerrar de ojos. Un precioso y caluroso día hace 65 millones de años cayó un meteorito en el actual México y gracias a ello estoy escribiendo estas líneas. Nos encontramos posiblemente en uno de esos puntos de inflexión. Los acontecimientos que tomen forma de aquí a pocas semanas pueden ser clave en el destino de España. Me explico, tras la emergencia del movimiento #15m y la aplastante victoria del PP en las municipales y autonómicas abren dos caminos posibles. En el primero el aleteo de una gaviota en Génova puede generar un tsunami en toda España, en el segundo la aparición de un hashtag (o simplemente un tuit) en la red puede resultar en un cambio progresista en el panorama sociopolítico.

El primero sería una prácticamente una repetición de lo sucedido en Francia en aquel Mayo del 68. Al principio fue una revuelta estudiantil, luego se unieron otros grupos sociales desde obreros, mineros, transportistas… incluso controladores aéreos. Frente a estas protestas el por aquel entonces Presidente de la República Charles De Gaulle, de corte ultraconservador, disolvió el parlamento y convocó elecciones anticipadas, de las cuales salió totalmente fortalecido. Es verdad que se produjeron mejoras políticas y sociales, pero ni por asomo lo que uno podría esperar de tan emblemático movimiento. Viendo el color de los mapas de la prensa esta mañana y teniendo el Mayo francés en mente es fácil imaginarse la trayectoria de España de aquí a un año. Y mientras el conservadurismo aumenta en nuestra geografía, el fenómeno de #DemocraciaRealYa va apagándose lentamente. Las acampadas son un recuerdo y aquellas manifestaciones del primer sábado de mes hace años que perdieron su momento.

El segundo es más esperanzador y tiene como ejemplos las ya manidas revoluciones árabes y la que han denominado como “silenciosa”. Revueltas que han destronado desde dictadores y autócratas hasta gobiernos neoliberales. Este escenario divergente se podría resumir en un tuit: una derecha con ganas de hacerlo bien, un socialismo refundado y los jóvenes indignados como vigías configuran una España en 2015 casi utópica. ¿Y la crisis? Quedó atrás, un mejor contexto, un menor gasto público y unas reformas sociales promovidas por los “acampados” e incorporadas por varios partidos, hacen de España uno de los países más prósperos de Europa.

Estas pueden ser las dos Españas de 2015, el del aleteo de una gaviota y el de la aparición de un tuit esperanzador. Pero pueden darse más Españas. Infinitas. Tantas como decisiones toma una persona en un día. Quizás incluso el mismo hecho de escribir esta entrada dispare una cascada de acontecimientos que desemboquen en otra España en el que todos vivimos acampados y solo unos pocos se afanan en edificar una nueva Puerta del Sol. 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Pottersville

Una respuesta a “España 2015

  1. Gabriele

    Hello There. I discovered your weblog the use of msn.
    This is a really neatly written article. I will be sure to bookmark it and return to learn extra of your helpful info.

    Thank you for the post. I will definitely comeback.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s