La culpa no fue del cha cha chá

Vivimos en tiempos de frenético cambio. Estas últimas semanas Túnez pasó el protagonismo a Egipto, Egipto a Libia, Libia a Japón, y de Japón se volvió a Libia. Hoy quiero retomar el asunto del terremoto de Sendai del 11 de marzo y su devastador tsunami, y más concretamente hablar sobre las causas que los provocaron.

Imagen ya famosa de una japonesa llorando
tras la desolación provocada por el tsunami (vía TotallyCoolPix)

El último balance de muertos asciende a más de 10.000 muertos, más de 17.000 desaparecidos y unos 240.000 desplazados (además de unos 300 billones americanos de dólares). Una de las razones principales de estas cifras tan elevadas es la ocupación territorial japonesa, y más especialmente su ocupación costera. Aunque Japón es el país mejor preparado para terremotos, gracias a su normativa edificatoria y sistema de alarma, la gran ola que arrasó el noreste del país fue demasiado para ellos. Así pues la causa inmediata pudo ser debida a la mala ocupación del territorio nipón. En este sentido, mientras que en Chile se aconsejaba retrasar la línea de costa, en el caso de Japón Ikuo Towhata sugería edificar edificios más altos. Ahora va resultar que Benidorm va a convertirse en un modelo sostenible para ciudades costeras del Pacífico.

Hasta ahora hemos hablado de las causas inmediatas, donde el hombre puede actuar para evitar males mayores. Por el contrario, las causas últimas del terremoto y posterior tsunami son factores que el ser humano todavía no ha sido capaz de alterar. Sin embargo, tanto desde los dos extremos del espectro del mundo académico, por un lado los “conspiranoicos” y “magufos” y por otro los científicos extremistas del cambio climático. Los primeros echaron la culpa a la Luna, si habéis leído bien, ¡a la Luna! No quiero perder el tiempo explicando porque la Luna es inocente, así que os encomiendo a leer un artículo de @elprofedefisica para Amazings.es.

Tampoco voy a gastar líneas explicando que la dinámica atmosférica no tiene ningún efecto sobre la dinámica interior de la Tierra (movimiento de las placas tectónicas), causante del seísmo de Sendai. Sí que me parece más interesante perder contradiciendo a los científicos que ven al CO2 como el responsable de todos los males del mundo. Su principal argumento se basa en el efecto multiplicador de los efectos del tsunami debido a la subida media del nivel del mar de unos 17 cm durante el siglo XX. Como una imagen vale más que mil palabras abajo podéis observar lo que supone esta medida en relación con la altura media de un japonés, un bonsái, los muros de protección y finalmente la ola que llego a las instalaciones nucleares de Fukushima:


Comparación de altura con la subida del nivel del mar
con la ola del tsunami (vía WhatsUpWithThat)*

Las principales causas de las grandes olas que llegaron a la costa nipona fueron geológicas, físicas y geográficas. Las primeras ya se han citado más arriba, la increíble magnitud del terremoto, sin duda uno de los terremotos más potentes en la Historia reciente. Las segundas están basadas en el principio de conservación de la energía que muy bien explica @ondasolitaria en su entrada La física de los tsunamis explicada para abuelitas. Aunque es un texto de difícil lectura para no iniciados, la idea principal es que la energía de un maremoto depende básicamente de su altura y su velocidad. Mientras que la segunda disminuye al llegar a la costa, su altura aumenta debido a la poca profundidad debido al principio anteriormente comentado. Si a estos dos factores le sumamos la geografía abrupta (imagen de abajo) de la costa de Japón, entonces tenemos las impresionantes olas que tanto nos han impactado.

Representación de la profundidad del nivel del mar, a la izquierda de la imagen
se puede comprobar lo abruptas que son las costas japonesas (vía The Big Picture)

*No estoy muy contento con esta referencia ya que es un blog totalmente negacionista con el cambio climático, postura que yo no comparto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Tocinos y velocidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s